top of page

Pedro Oteguy, Músico y Luthier

Nacido en Buenos Aires, pero radicado en Colonia, Pedro se dedica a la Luthería desde hace más de 15 años. Además de ser Luthier, también comparte su tiempo entre sus otras pasiones: componer, tocar la guitarra y dar clases de música.


A continuación, Pedro nos habla de su profesión y su carrera en nuestra ciudad.


Cuando comenzaste a interesarte en la música?

Nací en una familia de músicos (mi padre, mi abuelo paterno y mis tíos), así que en casa siempre había guitarras y bandoneones. Mis recuerdos de la niñez son muy musicales, con amistades y personas allegadas a mis padres disfrutando de largas noches de canto y guitarras. Para mí, la amistad y la música siempre van de la mano.


Recuerdo cuando mi hermano y yo jugábamos con guitarras viejas que había en casa y también cuando nos dormíamos en las sillas o debajo de una mesa ya rendidos de cansancio porque no queríamos perdernos nada de lo que pasaba en esas reuniones familiares. El interés por la música habita en mí naturalmente desde que nací.


Qué hace un luthier?

Un Luthier es una persona que se dedica a diseñar, construir, reparar y ajustar instrumentos de cuerda. Guitarras, violines, bajos, etc. La palabra está en francés, y proviene del vocablo luth, que en árabe significa " la madera". En otras regiones se los llama, laudero, violero, guitarrero. Últimamente el término se ha generalizado para todas las personas que construyen cualquier tipo de instrumento musical.


En la antigüedad, la Lutheria era considerada un oficio muy especial, destacado y muy valorado, pues el Luthier debía saber de muchas disciplinas distintas, conocer de botánica, matemática, diseño, física, química, acústica y ni que hablar de música y de ejecución de diferentes instrumentos. Además, debía confeccionar las cuerdas de sus instrumentos.


Cómo te convertiste en uno?

A los 17 años me fui a Montevideo a estudiar ingeniería en sistemas, cursé tres años y me di cuenta que no me quería dedicar eso. Medio perdido me escuché y decidí anotarme en el IPA para ser profesor de música. Al tiempo, me enteré en el hogar estudiantil donde vivía, que existía un curso de Lutheria en la Escuela de Arte Pedro Figari y me anoté. Hice tres años allí y aprendí a hacer guitarras clásicas muy básicas.


Pasaron unos años y la vida me conectó con un Luthier que vive en Holanda, así que me fui a Utrecht y Amsterdam para estudiar y especializarme, a descubrir otras técnicas y métodos antiguos. Allí conocí muchos Luthiers y músicos, que se convirtieron en mis amigos y hermanos. Así fue como me convertí en un Luthier del mundo, como dice mi maestro. Más adelante, conseguí otros maestros europeos y me fui a París a seguir estudiando con ellos.


Cuál es la mayor diferencia entre una guitarra artesanal y una industrial?

Las diferencias son muchas, pero creo que la más importante es que cada instrumento construido artesanalmente es único. Aunque construyas dos instrumentos con la misma madera del mismo árbol cada uno va a tener su "personalidad", su sonido, su estética, su ergonomía. En cambio, los hechos industrialmente y en serie son instrumentos que los hacen mayormente robots o máquinas que no tienen la sensibilidad que puede desarrollar un Luthier a lo largo de su vida.


Cómo afecta el material de la guitarra al sonido que produce la misma?

Para construir buenas guitarras hacen falta buenos materiales. Hay maderas que por sus propiedades acústicas son más sonoras que otras, unas más brillantes (Arce, Ciprés, Abeto), otras más graves y profundas (Jacarandá o Nogal, Red Cedar). Hay que prestar atención a diferentes aspectos al momento de seleccionarlas. La memoria elástica, por ejemplo, la densidad, o el tiempo de estacionamiento para lograr un instrumento estable. Existen diferentes combinaciones de especies para obtener distintas sonoridades. En cambio, si se utilizan maderas enchapadas como lo hacen en la industria seriada, como mencioné antes, la calidad desciende notoriamente.


Como músico, qué estilo musical te gusta tocar? Por qué?

Soy muy curioso en general. Toco música que me gusta, que me llama la atención y de la cual siempre encuentro algo nuevo. Me dejo sorprender y soy muy abierto. Me gusta el jazz, el candombe beat, blues, Rock, y también la Bossa Nova. Los géneros más folklóricos también. Me gusta ver riqueza y dedicación en la música qué elijo cantar, tocar y componer. Me gusta juntarme con mis amigos, intercambiar gustos musicales. Sobre todo disfrutar, para eso es la música.


Si tuvieses que elegir entre enseñar guitarra, tocarla o crearla, cuál preferirías?

No creo poder elegir una puntualmente. Cada una tiene lo suyo y a la vez son una sola. Enseñar guitarra me enseña a tocar mejor, a profundizar en el instrumento. Mis alumnos siempre me enseñaron tanto como yo a ellos.


Tocar la guitarra me brinda el disfrute, la calma, la paz que no se encuentra en cualquier lado.


Crear guitarras con mis manos quizás es lo que más me gusta si lo pienso un momento. Allí encuentro un mundo aparte, puedo enfocarme y concentrarme, tanto que muchas veces me despierto temprano, y antes de lavarme la cara, voy directo al taller a ver como quedaron las piezas que había dejado encoladas la madrugada anterior. Muchas veces, me pasa que sueño con soluciones a problemas constructivos o de diseño en diferentes instrumentos.


Me gusta ser versátil. En todo caso, las tres me enseñan a descubrirme y sorprenderme de mí mismo. Por esa razón nunca pierdo la motivación.


Cuál es tu opinión sobre Colonia en la industria musical? Hay buenos artistas, bandas, etc? Qué hace falta para mejorar?

Creo que en Colonia hay muchos músicos y artistas excelentes. Conozco músicos y bandas muy buenas, con ideas muy copadas y originales. No hace mucho que estoy en el circuito musical de Colonia, pero lo que he visto me gusta mucho. Hay de todo y no creo que exista algo en si para mejorar. Me parece que cada músico o banda va por su camino y no nos toca a nosotros mejorar las cosas, sino seguir haciendo música.


En todo caso, sería bueno que haya más oportunidades o plataformas para difundir y compartir nuestro arte; como por ejemplo, más lugares donde tocar y mostrar nuestra música. No quedarse solo con tocar en los boliches, que es otra cosa que se re disfruta, pero está pensado más como música funcional para levantar el ambiente de la noche y no con un fin cultural expansivo más profundo.


Qué le recomendarías a una persona que se quiere dedicar a la música?

Que lo intente. Que no es así como dicen los dormidos, que se puede vivir de la música y que se puede disfrutar muchísimo. Las oportunidades que te puede abrir la música o ser músico son inimaginables, vale para los artistas de cualquier disciplina. Es cierto que es difícil y que se requiere muchísima paciencia y dedicación, pero si en su esencia no está intentarlo, de todas formas mejor dedicarse a un oficio más simple.

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page