top of page

Gustavo Martinez – Fabricante de Gongs y Terapeuta de Sonido

Con una persistente sensación de estrés y dependencia casi adictiva a la tecnología, la búsqueda por calmar la mente se ha vuelto casi inevitable. Esta necesidad de bajar un cambio y relajarnos, nos ha llevado a una nueva búsqueda de bienestar y eso ha significado explorar diferentes técnicas y prácticas curativas alternativas, las cuales creemos que son nuevas, pero sin embargo, muchas son tan antiguas que han existido durante miles de años.


Una de esas prácticas de curación que ha tenido un resurgimiento reciente en popularidad es el baño de sonido. Las ondas sonoras afectan el sistema nervioso humano, reducen la presión arterial y se han relacionado científicamente con la reducción del estrés y la ansiedad.


Hablamos con Gustavo Martínez sobre su enfoque de la terapia de sonido y por qué los baños de sonido son una excelente manera de volver a sintonizarse.




Cuéntanos qué son los gongs y los baños de sonido?

El Gong es un instrumento milenario, su nombre significa fonéticamente su sonido, Goooooooonnnnggg !! cuando es tocado.

Si bien se cree que fue creado en china, se desconoce su antigüedad y procedencia, ya que en la edad de bronce(unos 3900 AC), en China, se encontraron campanas, pero no se sabe nada de los gongs. Se les atribuye un poder místico sobre el ser humano, y hoy en día se conocen varios beneficios de su uso sobre las células, la sangre, la mente y el espíritu de quien recibe sus vibraciones.


Los baños de sonido* son difícil de explicar ya que son una experiencia que hay que vivir, y para cada persona es diferente, incluso si la misma persona lo realiza varias veces puede experimentar cosas diferentes, dependiendo de su estado emocional.


Básicamente, seguimos los siguientes pasos cuando las personas llegan a una sesión grupal de sonidos sanadores. Primero, comenzamos a respirar conscientemente, mientras yo los guío hacia una relajación. Luego, los invito a recostarse, abrigarse y ponerse cómodos, dejando la mente de lado y motivándolos a "sentir".


Por qué decidiste dedicarte a ello?

Comencé a tocar cuencos casi sin pensar el por qué, solo surgió como una necesidad. Quería que mi hijo recibiera las vibraciones de un cuenco, porque había escuchado algunas cualidades del sonido con niños y diferentes patologías, después fui creciendo en el conocimiento y manejo de los cuencos tibetanos y lo combiné con Reiki, terápia que ya practicaba entonces.


Recuerdas quién fue la primera persona a la que le vendiste un gong?

Mi primera clienta, además de amiga, fue Noelia Sanchez de Florida, quién me hizo un pedido muy especial, ya que ella y su pareja estuvieron dispuestos a comprar mi primer gong de latón, el cual habían visualizado en una de sus meditaciones. Por supuesto que fue todo perfecto y el resultado es que hoy día Noelia está muy feliz de utilizar su Chien Gong en sus terapias grupales.


Podrías contarnos cómo funcionan los baños de sonido a nivel espiritual y/ o científico?

He podido comprobar en la práctica el efecto terapéutico de los mismos, y compartir con otras personas, ya sea en forma de taller o curso, mis experiencias; lo cual para mí es muy reconfortante.


Las terapias de sonido funcionan a varios niveles, todo parte de la vibración y armonía que recibimos de estos instrumentos poderosos que trabajan en nuestro ser a nivel físico, emocional, mental y espiritual. Ya que el sonido, moviliza de todas estas formas la energía de nuestro ser. La terapia recarga nuestras células de energía y activa nuestro sistema fisiológico, moviliza y hace fluir las emociones estancadas, acalla nuestra voz mental y nos otorga paz y claridad mental. Nos vuelve menos reactivos, más pacíficos y nos hace observarnos a nosotros mismos. Practicándolo periódicamente, además, nos lleva hacia un camino de transformación de nuestro ser, o dicho de otra forma, nos ayuda a quitar las capas que nos rodean y protegen en este mundo, dejándonos ser lo que somos y así encontrarnos.


Cómo fue que comenzaste a fabricar Gongs?

Una cosa lleva a la otra y en un momento sentí la necesidad de hacer Gongs yo mismo, de allí surgieron los Chien Gongs, mi línea de art-gongs , donde no solo puedo crear estas herramientas de instrumento sonoro, sino que también puedo plasmar mi arte en cada uno de ellos y crear piezas únicas, personalizadas para cada cliente.


Qué tipo de experiencias han tenido tus pacientes durante los baños de sonido?

Podría hablar muchísimo de todo esto, pero lo mejor, sin duda, es experimentarlo. Ya, que como mencioné antes, en los baños de sonido las personas experimentan diferentes cosas. Por ejemplo: hay quienes mejoran la movilidad de las articulaciones y la elongación de los músculos, minimizan el estrés llegando a una sensación de paz (quizás como somos por naturaleza). Hay personas que han dejado de fumar, otras han dejado de tomar fármacos para el dolor físico. A muchos se les han aliviado los dolores o inflamaciones. Algunos han tenido experiencias meditativas profundas, sensación de flotar o fundirse con el suelo, de salir volando, y otras del tipo espiritual que no quisiera contar, para no generar expectativas ni condicionar la experiencia de nadie que lea estas palabras.


Mi recomendación es que lo vivan. Lo peor que les puede pasar es que se relajen tanto que se queden dormidos o algo así. La experiencia es completamente segura y no invasiva. Nunca le ha hecho daño a nadie, el sonido es delicado al trabajar.


Por último, ¿qué consejo le daría a alguien que nunca antes ha estado en un baño con gong pero que quiere intentarlo?

Aquellas personas que quieran probar la experiencia, les recomiendo ir sin expectativas, dejar la mente de lado y enfocarse en sentir con todo su cuerpo , no comer en cantidad o beber antes de ir a una terapia de sonido con estos instrumentos. Ir abiertos y predispuestos a la experiencia, ir por motivación propia, por intuición , porque lo sienten así.


Es un ejercicio meditativo, de relajación y de conciencia, así que obsérvense antes y observen que cambia después de un baño de sonido, cómo se sienten, que pensamientos vinieron a su mente en la experiencia, todo tiene un sentido, porque viene de nuestro ser profundo. y por sobre todas las cosas, disfruten del viaje sonoro !!!


Actualmente vivo en el Balneario Santa Ana, departamento de colonia, donde fabrico Gongs artesanalmente. Ofrezco experiencias terapéuticas sonoras y talleres sobre el aprendizaje y beneficios de los cuencos tibetanos y Gongs.

*Otros nombres: Baños de gongs, terapias del sonido (sound therapy) viajes de sonido (sound journey)

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page